Ingresos por visitantes internacionales por 154.3 millones de dólares en mayo. Caída de -92%.

Los resultados del turismo internacional de los últimos meses son los peores desde que se tiene registro. La pandemia de COVID-1 ha provocado un fuerte desplome en el sector turístico a escala global y en el caso de México comenzó a sentirse desde marzo y hasta el mes de mayo, el último con cifras disponibles, continúa la profunda disminución.

El INEGI reporta la llegada de 12 millones de turistas internacionales al país en los primeros cinco meses del año, que representa una disminución de -33.9% respecto al mismo periodo del año anterior; es decir, 6.2 millones de turistas menos y un nivel de llegadas solo comparable con el de seis años atrás.

A las disminuciones de -34.4% en marzo y -78.5% en abril, les sigue, con 891 mil turistas, una caída de -74.3% en mayo; una cifra muy alejada de los 3.5 millones que llegaron en el mismo mes de 2019. En los últimos dos meses, abril y mayo, se acumula una caída de -76.5%, equivalente a 5.4 millones de turistas internacionales menos que en el periodo abril-mayo del año pasado.    

El turismo por vía aérea es el que ha sufrido la mayor caída: -98.1% en abril y -97.6% en mayo, con solo 36.2 mil turistas en este último mes; el turismo fronterizo es el que ha predominado con 745.6 mil turistas y una reducción de -54.2% en mayo y representó el 83.7% del total, en tanto que el  turismo de internación por vía terrestre sumó 108.8 mil turistas (caída de -63.8%).          

No solo ha disminuido la llegada de turistas sino también el gasto realizado en el país; en el mes de mayo bajó el gasto medio por turista internacional en -78.8%, de 508 dólares en mayo de 2019, a 107 dólares en mayo de 2020. Como se había mencionado en un número anterior del Reporte GEMES, esto obedece a la mayor proporción de turistas fronterizos cuyo gasto es menor, así como a la disminución de -26% en el gasto medio del turista por vía aérea, de 1,009 a 747 dólares.

Todo lo anterior, aunado a la disminución de excursionistas fronterizos y a la falta de arribos de cruceros, provocó que solo se captaran 154.3 millones de dólares por ingresos de visitantes internacionales en mayo, que es una cifra inferior en -92% respecto a los 1,937 millones captados en el mismo mes del año anterior; es decir, 1,783 millones de dólares menos.  

En el periodo enero-mayo suman 6,299 millones de dólares, con una reducción de -43.1% respecto al mismo periodo de 2019, equivalente a una pérdida acumulada de 4,767 millones de dólares. Asimismo, el saldo de la balanza turística registró un superávit de 4,196 millones de dólares en el periodo, que es inferior en 41.7% al registrado en el periodo enero-mayo de 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *