Fuerte caída del turismo en abril. El turismo por vía aérea prácticamente desapareció.

Los daños causados por la crisis generada por la pandemia de coronavirus se resintieron fuertemente en abril  en el sector turístico. Como era previsible, en el cuarto mes del año se observó una disminución considerable en la llegada de turistas internacionales, que provocó el desplome en la captación de divisas. Por mucho, esta crisis demuestra ser peor que la observada en 2009 y desafortunadamente, este es solo el comienzo.

En el primer cuatrimestre se acumula una reducción de 3.6 millones de turistas, de 14.7 millones que llegaron en el periodo enero-abril de 2019, a los 11.1 millones que llegaron en el mismo periodo de 2020; es decir una caída de -24.4%, la peor para este periodo desde que se tiene registro (1980).

Solo en el mes de abril la reducción llegó a -78.5% comparado con el mismo mes del año pasado. Los 777.1 mil turistas que ingresaron,  representan 2.8 millones menos  en comparación con abril de 2019, y  se pueden equiparar a los 800 mil turistas que llegaron en abril de 1986.   

La mayor caída se registró en el turismo por vía aérea, consecuencia natural de la suspensión casi total de vuelos internacionales. Con 690.8 mil turistas fronterizos y una disminución de -59.8%, el turismo fronterizo representó, por primera vez desde que se tiene registro, el 88.9% del total de turistas que ingresaron al país en abril. Esto es debido a que el turismo por vía aérea se redujo casi en su totalidad, sumando solo 31.1 mil turistas y una caída de -98.1% respecto a abril de 2019. También por primera vez, el turismo de internación vía terrestre fue mayor al que ingresó por vía aérea, con 55.3 mil turistas y una reducción de -79.8%.          

Por otra parte, el gasto medio por turista internacional disminuyó un 82.3% en abril, al pasar de 523 dólares en abril de 2019 a 92 dólares en abril de 2020. Esta drástica disminución obedece a una mayor proporción del turismo fronterizo en el total de turistas, así como a una reducción en el gasto medio por turista vía aérea, que bajó de 1,030 dólares en abril de 2019 a 748 dólares en el mismo mes de 2020, es decir, una caída de -27.4%.

La fuerte disminución en la llegada de turistas, principalmente por vía aérea y la caída en el gasto medio por turista ocasionaron una menor captación de divisas, que se redujo en -93.7% en abril, comparado con el mismo mes del año anterior; de 2,098.1 millones de dólares que se captaron en abril de 2019, a 131.3 millones de dólares que ingresaron en 2020.

Las expectativas apuntan a  que los resultados de mayo serán muy similares y será a partir de junio cuando se comience a registrar una leve mejoría, con la apertura gradual de algunos de los principales destinos turísticos del país y la recuperación de la conectividad.

En el periodo enero-abril los ingresos sumaron 6,144.4 millones de dólares, con una reducción de -32.7% respecto al mismo periodo de 2019. Este nivel de ingresos es el más bajo para el primer cuatrimestre desde 2014. Asimismo, el saldo de la balanza turística registró un superávit de 4,134.9 millones de dólares en el mismo periodo, que es 31.4% menor al registrado en el primer cuatrimestre de 2019.

Debido a que las condiciones no mejoraron en mayo respecto a abril, es muy probable que se observe un comportamiento similar en las variables observadas en el presente artículo. Afortunadamente hay signos de que en junio comienza a reactivarse el sector, con la reanudación paulatina de operaciones internacionales por parte de algunas aerolíneas, y la reapertura de hoteles en algunos destinos. No obstante, hay que considerar una menor demanda internacional de viajes, en cuanto las medidas de confinamiento se vayan levantando en los diferentes mercados.    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *