Editorial No. 33

El segundo trimestre fue un trimestre negro para el turismo. La llegada de turistas por vía aérea prácticamente desapareció en los meses de abril y mayo y, aún cuando se registró un ligero repunte en junio, el resultado del trimestre pone en evidencia la situación crítica del sector.

Asimismo, la fuerte caída del PIB turístico durante el primer trimestre es tan solo un aviso de los pésimos resultados del segundo trimestre, que en su momento dará a conocer el INEGI y el tercer trimestre tampoco apunta a que se muy favorable. Nada hace pensar que la recuperación se dará por sí sola. Antes bien, si no se llevan a cabo en los próximos meses las acciones necesarias para controlar la pandemia, mejorar la seguridad, recuperar la conectividad aérea y promover activamente los destinos del país como lugares seguros para el turista, se corre el riesgo de perder la temporada de invierno. De ser así, ya no estaremos hablando de un trimestre, sino de un año de terrible retroceso para el turismo.

Grupo Empresarial Estrategia


Abril-junio de 2020: El trimestre negro para el turismo.

Trece millones de turistas internacionales llegaron al país en el primer semestre del año, lo que significa una caída de -41.2% respecto a los 22.1 millones que llegaron en el mismo periodo de 2019. La disminución de 9.1 millones de turistas representa también una pérdida considerable en la captación de divisas. En el periodo más crítico, que comprende los meses de abril a junio, el turismo internacional se redujo en -75.9% hasta descender a  2.6 millones de turistas, cuando en el mismo trimestre del año pasado habían llegado 11 millones. Es decir, únicamente llegó una cuarta parte de los turistas, respecto al año pasado.


Caída de -6.3% en el PIB turístico en el primer trimestre.

El Producto Interno Bruto del Turismo se contrajo -6.3% en el primer trimestre de este año, respecto al cuarto trimestre del 2019. Esta caída se produce cuando aún no se había entrado de lleno a la situación de parálisis de las actividades turísticas y no se había sentido en su totalidad los efectos de la Jornada Nacional de Sana Distancia, que se inició el 23 de marzo, la cual llevó a la suspensión o limitación de las actividades económicas no esenciales, entre ellos los de varias ramas económicas vinculadas al turismo.  Respecto al mismo trimestre del año anterior, la caída fue de -5.2%.


Actualizan las recomendaciones de viaje en los Estados Unidos (Travel Advisory). Se mantiene el nivel 4 para México.

El jueves 6 de agosto el Departamento de Estado de los Estados Unidos dio a conocer que debido a la mejora en las condiciones de salud en algunos países se retomaba el sistema anterior de niveles de Recomendaciones de Viaje; es decir, del 1 al 4 según las condiciones especificas del país. Se mantienen la recomendación Nivel 4 “No viajar” a más de 50 países, debido a los casos de coronavirus. Países como República Dominicana y China se mantienen en Nivel 4. Mientras otros destinos importantes para los ciudadanos estadounidenses como Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Japón, Jamaica e Italia cambiaron a recomendación Nivel 3 “Reconsiderar Viaje”. Para el caso de México, la recomendación de viaje (Travel Advisory) es de Nivel 4, se especifica: “No viaje a México por COVID-19. El ejercicio aumentó la precaución en México debido a la delincuencia y el secuestro”.


La tarifa efectiva de los hoteles tocó fondo en el segundo trimestre.

El Índice de Tarifa Efectiva (RevPAR) calculado por GEMES se desplomó en el segundo trimestre de 2020, debido a la fuerte caída en la ocupación hotelera, que se produjo a raíz de las medidas adoptadas en la Jornada Nacional de Sana Distancia que se inició el 23 de marzo, para mitigar la propagación del COVID-19.  Un gran número de hoteles dejó de funcionar y los que se mantuvieron abiertos operaron con fuertes limitaciones en cuanto a la cantidad de cuartos disponibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *