Editorial No. 29

Inició la reapertura, de manera gradual y parcial, de algunos los destinos turísticos más importantes del país. Esta es la etapa más compleja y la que conlleva mayores riesgos. Un rebrote de la epidemia y un incremento en los casos de contagio sería de muy graves consecuencias y dañaría la confianza de los turistas en un destino turístico. Es por ello, que hay que asegurarse que se están aplicando los protocolos de seguridad de manera estricta y se requiere estar atentos a la evolución de la epidemia. 

Diversos organismos internacionales han señalado que las condiciones requeridas para reanudar actividades son una disminución notable y sostenida en el número de casos diarios; suficiente capacidad del sistema de salud para atender un eventual rebrote y los mecanismos necesarios para hacer pruebas, dar seguimiento y rastrear los contagios y proceder al aislamiento de las personas contagiadas. Es preciso que las autoridades realicen un estrecho seguimiento sobre la evolución de la epidemia y tengan la determinación para tomar las medidas necesarias y responsables para que la apertura sea exitosa. La seguridad de los turistas, los prestadores de servicios y la población de los destinos turísticos debe ser la máxima prioridad.

Grupo Empresarial Estrategia


Fuerte caída del turismo en abril. El turismo por vía aérea prácticamente desapareció.

Los daños causados por la crisis generada por la pandemia de coronavirus se resintieron fuertemente en abril  en el sector turístico, cuando se observó una disminución considerable en la llegada de turistas internacionales, que provocó el desplome en la captación de divisas. Desafortunadamente, esto es solo el comienzo. En el primer cuatrimestre se acumula una reducción de 3.6 millones de turistas, de 14.7 millones que llegaron en el periodo enero-abril de 2019, a los 11.1 millones que llegaron en el mismo periodo de 2020; en el mes de abril la reducción llegó a -78.5% comparado con el mismo mes del año pasado. Los ingresos por visitantes internacionales se redujeron en -93.7%.


Impacto del COVID-19 en las cadenas productivas del turismo.

La pandemia del COVID-19 y las obligadas medidas dirigidas a su contención y mitigación están ocasionando impactos negativos en el turismo y consecuentemente en las cadenas productivas relacionadas con el mismo, causando cuantiosas pérdidas para cada uno de los eslabones que forman la proveeduría. El valor da la proveeduría representa más de 1.3 billones de pesos a precios del  primer trimestre de 2020.


Disminuye -16.3% la tarifa efectiva de los hoteles en el primer trimestre.

El Índice de Tarifa Efectiva (RevPAR) calculado por GEMES registró una fuerte caída de -16.3% en el primer trimestre, respecto al primer trimestre del año pasado. Este resultado se debió, en parte, a la disminución en el flujo de turistas, tanto nacionales como internacionales, que se comenzó a presentar a partir de marzo, así como a las medidas adoptadas para la contención de la pandemia de COVID-19, que provocaron el cierre de numerosos hoteles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *