Aumenta el tráfico de pasajeros por vía aérea en julio, pero aún está lejos del nivel de 2019.

Después de haber pasado por su peor momento en los meses de abril y mayo, el movimiento de pasajeros por vía aérea en México presenta signos de recuperación, aunque aún se está lejos de alcanzar los niveles del año pasado. Con base en información de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), en junio hubo disminuciones de -80.7% en el movimiento de pasajeros nacionales y de -92.2% en la llegada de pasajeros internacionales respecto al mismo mes del año anterior. En julio, el movimiento de pasajeros nacionales creció 89.2% y la llegada de pasajeros internacionales en 134.4%, respecto a junio y como consecuencia las disminuciones, a tasa anual, son menores pero aún muy pronunciadas: el tráfico de pasajeros nacionales se redujo -66.7%, mientras que la llegada de pasajeros internacionales está -83% debajo del nivel de julio de 2019.   

Llegada de pasajeros internacionales

El impacto de la pandemia sigue siendo muy fuerte en el tráfico aéreo internacional. En el periodo enero-julio se registró la llegada de 6.3 millones de pasajeros internacionales a los aeropuertos mexicanos, que representa una caída de -57.2% respecto al mismo periodo del año anterior; es decir que se acumula una reducción de 8.4 millones de llegadas.  

La fuerte disminución en las llegadas se concentró principalmente en los meses de abril y mayo, cuando prácticamente desapareció la llegada de pasajeros internacionales a nuestro país; sin embargo las disminuciones, a tasa anual, siguen siendo considerables en los dos meses siguientes, pese a que se incrementó la actividad por la reactivación paulatina de rutas y el aumento de capacidad por parte de las aerolíneas.

Entre las ciudades del extranjero con mayor flujo de pasajeros hacia México destacan las estadounidenses, como es habitual. En lo que va del año han llegado 478.3 mil pasajeros desde la ciudad de Houston (la más importante en el periodo), que representa una disminución de -57.7% comparado con el periodo enero-julio de 2019. La ciudad de Los Ángeles, que históricamente había sido la de mayor flujo de pasajeros a México, presenta una disminución en el periodo de -62%, y entre los meses de abril y julio (los de mayor pérdida), la disminución es de -87.8% comparado con abril-julio del año anterior.      

La ruta directa con mayor llegada de pasajeros al país en el periodo enero-julio es la que conecta a la ciudad de Los Ángeles con Guadalajara, con 145.4 mil llegadas, una caída de-49.2% respecto al año anterior. La segunda es Toronto-Cancún, con una caída de -52.2% en el periodo enero-julio y que apenas se reactivó en julio después de tres meses sin operarse; no es el caso de la ruta Montreal-Cancún (11ª en importancia en el periodo), que mantiene hasta julio cuatro meses consecutivos sin operación.  

La situación es más complicada si se observa la conectividad con otras regiones. Desde Europa, por ejemplo, solo las rutas de Madrid, París y Ámsterdam a la Ciudad de México no han sido suspendidas, aunque evidentemente hay disminuciones importantes en el flujo de pasajeros; la ruta de Frankfurt a la Ciudad de México se reanudó en junio después de dos meses sin operar; mientras que la ruta de Madrid a Cancún se reanudó en julio. Destaca que no se registra la llegada de pasajeros desde ningún aeropuerto del Reino Unido a partir de abril, el mercado europeo más importante para México. Desde Sudamérica únicamente las rutas Sao Paulo-Ciudad de México y Lima-Cancún tuvieron actividad en julio; mientras que el resto no tiene operaciones desde abril en su mayoría. Igualmente desde Asia solo hay dos aeropuertos con actividad a México: Tokio y Seúl (ambos a la Ciudad de México).

Movimiento nacional de pasajeros

En lo que respecta al movimiento de pasajeros nacionales, en el periodo enero julio se registró un total de 15 millones de pasajeros, que representa una reducción de -51% respecto a los 30.1 millones transportados en el mismo periodo de 2019; es decir, hay una reducción de 15.7 millones de pasajeros. Con estos resultados el 2020 es el año con el nivel de pasajeros más bajo en los últimos nueve años para este periodo.  

La recuperación en el tráfico nacional de pasajeros es más notoria que en el internacional; especialmente en el mes de julio se observa una brecha menor respecto al mismo mes del año anterior. Mientras en los meses de abril y mayo la diferencia respecto a 2019 era de más de 90%, en junio fue de -80.7% y en el último mes, con 1.7 millones de pasajeros transportados, la caída fue de -66.7%, es decir una diferencia de 3.4 millones respecto a julio de 2019.

En la ruta nacional de mayor tráfico de pasajeros, que conecta a Cancún y la Ciudad de México, se transportaron 1.4 millones de pasajeros, que representa el 9.4% del movimiento total en el país de enero a julio. Dicha ruta tuvo una disminución de -51.6% en lo que va del año y de -80.8% en el periodo abril-julio. Por otro lado, entre las rutas más importantes, la que ha tenido menor impacto es Guadalajara-Tijuana.

Con los resultados presentados hasta el mes de julio puede observarse la ligera recuperación en el movimiento aéreo de pasajeros en México respecto a los tres meses previos; sin embargo el camino es aún largo para al menos alcanzar los niveles del año pasado. Asimismo, es importante destacar la alta representatividad de los Estados Unidos en la conectividad internacional de México que, por un lado es positivo, considerando que es el mercado turístico más importante para el país; pero por otro lado, significa una menor diversificación de mercados. Hasta que la pandemia no sea controlada, se levanten las restricciones de viaje y se restablezcan las rutas y la capacidad aérea, la velocidad de recuperación será lenta. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *